El Dakar 2011 de Gerard De Rooy fue doloroso según todos los puntos de vista. Primeramente porque fue obligado a abandonar desde la primera especial, pero en especial porque la causa de este abandono fue un salto de su camión IVECO que le provocó una herida dolorosa en la espalda donde había sido operado hacía algunos meses. Como el año pasado en la misma época, el corredor holandés, hijo del legendario Jan De Rooy se dice estar en total posesión de sus medios después de haber consultado a un especialista de Kamaz, pero de todas formas confiesa tener algunas dudas. En un camión nuevo, más largo, más confortable pero tan rápido, De Rooy aspira al podio (el tercero) pensando mucho en la victoria.

G.D.R.: “El año pasado, después de mi abandono, tuve que esperar un mes antes de poder entrenarme nuevamente. Fui a Rusia a los talleres de Kamaz para visitar a un especialista. Los rusos me propusieron los servicios de su terapeuta ya que ellos quieren que esté en forma para disputar el Dakar. Quieren una linda competencia. Finalmente, los pilotos de Kamaz sólo son enemigos en las pistas. Por lo tanto me entrené bien. Disputé el Rally de Marruecos donde terminé 2º y mi espalda estaba bien. No sentí ningún dolor, pero el año pasado también fue así. De todos modos nos presentamos al Dakar con un camión nuevo que es mucho mejor. Es más largo (1m50), no es más lento y es mucho más confortable. Es muy prometedor. Además, tenemos un buen equipo con cinco camiones entre los cuales el mío, el de Stacey y el de Biasion. Enfrente, el team Kamaz es mucho más joven. En un primer tiempo, nuestro objetivo es el podio, luego atacaremos para alcanzar el primer lugar.”



Web Part Error: A Web Part or Web Form Control on this Page cannot be displayed or imported. The type could not be found or it is not registered as safe. Correlation ID: e879919e-1904-8089-73e1-a39ec6f6136d.