Más allá de que Gerard De Rooy cedió el liderazgo de la carrera, la tercera etapa del Dakar Argentina-Chile-Perú volvió a tener como ganador a un camión Iveco y nada menos que en las manos de un doble campeón mundial de Rally. 

De principio a fin, los 208 kilómetros cronometrados del tramo San Rafael (Mendoza)-San Juan, no tuvieron en ninguno de sus Controles de Paso, a otro líder que no fuera un camión del equipo oficial Iveco-De Rooy. 

Después de la gran victoria de ayer, con el Iveco PowerStar (Strator-Torpedo), Gerard De Rooy salió a confirmar su liderazgo y tras el CP1 (los primeros 40 kilómetros de carrera) se imponía por tan sólo 9 segundos sobre su primo, Hans Stacey. En tanto, el tercer lugar también era propiedad de un Iveco Trakker, el conducido por el italiano Miki Biasion.

A los 117 kilómetros de estos caminos, caracterizados por bordear la Cordillera de Los Andes- y que incluyeron cruces de ríos, baches y muchas piedras, Stacey (campeón 2007 del Dakar) tomaba la punta de la etapa venciendo, en esta contienda holando-familiar, por 25 segundos de ventaja. Sin embargo, cuando Biasion pasó por el control, mostró por qué su velocidad y capacidad conductiva siguen vigentes. Estableciendo un tiempo de 1h32´45 quedaba al frente de todos los participantes pero consolidando la performace de los Iveco Trakker Evolution II, en terrenos que pusieron al extremo su solidez, robustez y potencia. 

Miki confirmó sus intensiones de victoria al reafirmarse como líder faltando 50 kilómetros para el final, cuando al pasar por el CP3 ya acumulaba más de 57 segundos contra su más inmediato perseguidor. A esta altura, De Rooy se retrasaba considerablemente mientras Stacey conservaba un lugar en un hipotético podio. 

“Hemos perdido todo el agua del radiador y hemos tenido que esperar al menos 5 minutos para volverlo a llenar. Ahí nos adelantó Hans. Desde ese momento tuvimos que comernos su polvo, sin poderlo superar. Ha sido, de todos modos, una buena jornada para nosotros. Esto no es más que el principio del rally”, se resignó Gerard. 

Finalmente, el Iveco-De Rooy logró su segundo éxito parcial, de la mano del experimentado piloto italiano, ganador del Raid de Marruecos dos meses atrás, mostrando que la gran apuesta de Iveco y Fiat Power Train está dando sus frutos. 

“Hoy no hemos tenido ningún problema, sólo el polvo de los camiones que teníamos delante, pero aún así hemos corrido bien y sobre todo no hemos sufrido ningún pinchazo. El calor ha sido intenso sobre todo con un recorrido tan técnico. Ha sido una jornada realmente agotadora…”, destacó sobre su labor el ganador de la etapa. 

Stacey (Iveco Trakker Evolution II) finalizó quinto, el francés Joseph Adua fue sexto, De Rooy, séptimo y el español Pep Vila, decimocuarto.

“La especial de hoy era más corta que la de ayer, pero parecía más extensa. En cuanto a la pugna en la general, no sé muy bien qué va a pasar, habrá que esperar a llegar al vivac. Lo que está claro es que la categoría nunca ha estado tan reñida”, destacó por su parte Stacey. 

Con estos resultados, el piloto-Director deportivo retrogrado al segundo lugar en la general pero a tan sólo 28 segundos, mientras que Biasion se reposiciona tercero absoluto a 1'51'' de la punta y con la amenaza de Hans Stacey (cuarto) con quien lo separan tan sólo 6 segundos. 

La cuarta etapa tendrá como escenarios y caminos, ríos secos, cañadones, y también mucho de navegación en la parte final que tiene reservado, incluso, obstáculos engañosos. 

Serán 326 km contra reloj y 424 km de enlace desde San Juan a Chilecito.
Web Part Error: A Web Part or Web Form Control on this Page cannot be displayed or imported. The type could not be found or it is not registered as safe. Correlation ID: ab05a29e-692b-8089-37b2-cb8c92acf2d0.
Web Part Error: A Web Part or Web Form Control on this Page cannot be displayed or imported. The type could not be found or it is not registered as safe. Correlation ID: ab05a29e-692b-8089-37b2-cb8c92acf2d0.