En los días precedentes, durante la parada en Ciudad del Cabo, se ha realizado el segundo cambio del equipo desde que la expedición partía de Turín a principios de enero.
Del grupo anterior quedan el jefe de la expedición, Beppe Tenti, el fotógrafo Andrea Borgarello y el responsable técnico de IVECO, Beppe Simonato.
Los nuevos integrantes se someten a una dura prueba cuando, para llegar a la capital, Pretoria, la caravana naranja tiene que recorrer 900 kilómetros en un día.

En Pretoria, el distribuidor IVECO, AFS, se encarga de sustituir los neumáticos y el aceite.
Una parada en el taller realmente importante, puesto que durante algunas semanas no habrá ningún punto de asistencia técnica IVECO a lo largo del recorrido.
Tras la parada en la capital sudafricana, la expedición Overland 12 retoma su camino hacia el norte, recorriendo los aproximadamente 300 kilómetros que separan Pretoria de la frontera con Botswana.

Botswana es un país con una baja concentración demográfica: su superficie territorial es de aproximadamente, el doble respecto a la italiana, pero la totalidad de su población no alcanza los 2 millones de habitantes, de los que 200.000 se encuentran en la capital, Gaborone, donde la expedición ha realizado una parada antes de seguir hacia el norte.
Por segunda vez en dos semanas, Overland ha superado el Trópico de Capricornio: la primera vez en Namibia avanzando hacia el sur y ahora dirigiéndose hacia el norte del continente. A lo largo del recorrido aparecen de nuevo las primeras cabañas, que indican que la expedición está a punto de alcanzar, una vez más, el corazón del África Negra.

Antes de atravesar la frontera con Zambia, la caravana pasa por el Parque Nacional de Chobe, el más conocido de Botswana y uno de los más importantes de toda África por la variedad y la abundancia de su vegetación y su fauna.

Llegando a la República de Zambia, el equipo de Overland 12 se encuentra con uno de los espectáculos naturales más impresionantes del sur del continente africano: las Cataratas Victoria, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
Continuando hacia la capital, Lusaka, el recorrido se hace particularmente complicado para los conductores y los vehículos de IVECO, tanto por las precipitaciones meteorológicas imprevistas, como por las malas condiciones de las carreteras.

Llegados a la capital de Zambia, los hombres y los vehículos de IVECO son recibidos por las autoridades de la embajada y por un distribuidor local de IVECO: esta parada permite realizar controles rutinarios de los vehículos y retomar las fuerzas necesarias para afrontar, tras 3 meses de viaje, los nuevos retos que el equipo y los vehículos de IVECO se encontrarán a lo largo del difícil recorrido de vuelta hacia la República Democrática del Congo.
Web Part Error: A Web Part or Web Form Control on this Page cannot be displayed or imported. The type could not be found or it is not registered as safe. Correlation ID: f147379e-6915-8089-73e1-a7d82ad4abad.