Iveco e Iveco Bus demuestran su liderazgo en soluciones de gas natural

Notas de prensa

Iveco e Iveco Bus demuestran su liderazgo en soluciones de gas natural con un importante número de nuevos pedidos

Desde los operadores logísticos hasta las autoridades de transporte público, todo el sector de transporte tiene la misión de hacer sostenibles sus operaciones. Así, Iveco e Iveco Bus, las marcas de vehículos comerciales y autobuses de CNH Industrial (NYSE: CNHI/MI: CNHI), llevan más de 30 años invirtiendo en tecnologías de combustibles alternativos sostenibles. El gas natural ha sido una de sus principales áreas de interés, en la que ambas marcas se han convertido en un referente en el mercado, registrando recientemente un significante número de pedidos europeos.

Hitos del gas

En junio de este año, Iveco anunció que el Grupo Jacky Perrenot, uno de los principales operadores logísticos de transporte en Francia que también trabaja a nivel internacional, realizaba un pedido récord de 250 vehículos de gas natural. Este pedido incluía 200 Stralis NP (Natural Power) y GNL (gas natural licuado), así como 50 camiones rígidos Stralis NP GNC. El recientemente presentado Stralis Natural Power es el primer camión pesado para largos recorridos propulsado por GNL, y que ofrece caja de cambios automatizada, una cabina para distancias largas y una autonomía de hasta 1500 kilómetros.

Tras este anuncio, Iveco Bus confirmó un pedido de 80 autobuses de gas natural para Nantes Métropole y Semitan, la autoridad de transporte local. El contrato, en el que estas 80 unidades suponen un pedido inicial, prevé la renovación del suministro de autobuses Urbanway de 18 metros propulsados por gas natural.

Comunicación Corporativa

En el ámbito internacional, Iveco Bus recibió, en 2014, un pedido récord para suministrar una flota de 151 autobuses urbanos Crealis BRT GNC y Urbanway a Bakú, capital de Azerbaiyán. Ese mismo años, se utilizó en Brasil, en operaciones de prueba con Coca-Cola para la Copa Mundial de la FIFA, el Tector GNC, el modelo Iveco específico para este mercado. Este camión se encargaba de la recogida de residuos generados por los aficionados y que, posteriormente, se transformaban en combustible renovable. Ya en 2015, Iveco, junto al Sindicato das Empresas de Transporte de Cargas de São Paulo e Região (SETCESP) y la Companhia de Gas de Sao Paulo (Comgás), ponía en marcha varias versiones del Daily GNC en diversas operaciones de empresas afincadas en esta ciudad.

Una alternativa real

El gas natural destaca, a día de hoy, por ser el único combustible alternativo al diésel con posibilidades reales de lograr un uso generalizado. Es la opción tecnológica más eficaz y la única con disponibilidad inmediata para contrarrestar la contaminación en zonas urbanas y reducir las emisiones de CO2. El gas natural es el combustible con menor contenido de carbono y disminuye, de forma considerable, el nivel de partículas en suspensión y de óxido de nitrógeno, por lo que ofrece importantes ventajas ambientales. Además, los motores de gas natural reducen a la mitad el nivel de ruido, un aspecto relevante para trabajar en zonas urbanas, ya se trate en el transporte de pasajeros como en tareas nocturnas, tales como la recogida de basuras.

Los vehículos propulsados por gas natural son perfectos para misiones de transporte como la distribución y logística de corta y media distancia, así como para servicios municipales de recogida de basura. Iveco e Iveco Bus son líderes europeos de vehículos propulsados por gas natural. Durante 2015, entregaron más de 900 vehículos de este tipo. Además, el 25 % de los autobuses urbanos de piso bajo fabricados por Iveco Bus en Europa estaban propulsados por gas natural, lo que se traduce en ventajas para el medio ambiente, gracias a la reducción de emisiones de CO2.

Biometano, el siguiente paso

El gas natural es un puente hacia el gas proveniente de recursos renovables, como el biometano, un derivado del biogás refinado. Para CNH Industrial, este gas es constante empeño por desarrollar modos de transporte sostenibles. Así, el biometano puede reducir hasta un 100% las emisiones de CO2 sin necesidad de modificar la red de distribución de gas natural ni los vehículos disponibles en el mercado. De hecho, la gran mayoría de vehículos comerciales y autobuses de CNH Industrial está preparada para funcionar con biometano.

La producción y uso de biometano no solo conlleva ventajas medioambientales, sino que, además, puede generar nuevos puestos de trabajo y oportunidades locales, de ahí que los vehículos a gas natural sean indispensables para crear una economía circular que transforme nuestros residuos en fertilizantes orgánicos, energía renovable y combustible. En Francia, Lille Sequedin se ha convertido en la primera estación de biometano del país. Su producción anual de biometano equivale a 4.000.000 litros de diésel, lo necesario para suficiente proveer combustible a 100 autobuses al año. Iveco Bus ha suministrado a Lille más de 430 autobuses GNC, todos ellos compatibles con el biometano que se produce en su estación de Sequedin. La tecnología Natural Power de Iveco ha permitido a esta ciudad ser la primera en Francia en contar con una flota de autobuses 100% libre de diésel.