Notas de prensa

Un LMV para Terence Hill

El actor y director italiano Terence Hill, nombre artístico de Mario Girotti, especialmente conocido por sus películas con Bud Spencer y, en la última década, por la serie de televisión “Don Matteo”, estará al volante de un LMV en el ámbito de una nueva serie de ficción.

De hecho, estos días se está rodando en el Alto Adige, en la Alta Val Punteria, la nueva serie de televisión  ”A un paso del cielo”, con Terence Hill y Katia Ricciarelli, en la que el popular actor veneciano, una vez abandonados los hábitos de cura, encarnará a un comandante de los Guardas Forestales. Un hombre solitario, algo rudo, con un pasado de escalador y que, a lo largo de los doce episodios que componen la serie, a medias entre el thriller y la comedia, ayudará a un joven policía a desenmascarar los culpables de una serie de delitos cometidos en la región.

Acompaña a Terence Hill en sus aventuras en el mágico escenario de los Dolomitas  un LMV que Iveco ha puesto a disposición de los encargados de la producción.

La elección ha sido seguramente fruto de las características de alta movilidad del vehículo, que le permiten obtener excelentes prestaciones todoterreno, sin olvidar que la planta en la que el vehículo ha sido proyectado y ensamblado es la de Iveco Defence Vehicles, que se encuentra justamente en Bolzano .

El Light Multirole Vehicle (LMV), que es sin duda la punta de lanza de la producción de la planta Iveco de Bolzano, cuenta con las más sofisticadas tecnologías, cuyos puntos fuertes son las extraordinarias características de movilidad y la elevada seguridad en condiciones extremas de conducción todoterreno para la tripulación del vehículo.

El vehículo está equipado con un motor Diesel “common rail” con potencia de 190 cv, conectado a un cambio automático de seis velocidades con convertidor de par hidrodinámico y una caja de reenvío de dos velocidades, instalada junto al diferencial del eje trasero. Tanto en la parte delantera como en la trasera, el vehículo cuenta con frenos de disco hidráulico-neumáticos. Las suspensiones independientes delanteras y traseras, junto con el reparto de la carga por eje y la distribución óptima del par, garantizan una extraordinaria movilidad todoterreno en un vehículo de esta categoría.

  El concepto del vehículo es del tipo modular: se pueden añadir elementos de carrocería dependiendo de las exigencias del cliente, lo que hace que el vehículo se adapte a distintos usos: transporte de personas, pick-up, ambulancia. Las suspensiones independientes, la tracción integral permanente y el reparto óptimo  de las cargas garantizan la máxima movilidad. El vehículo puede alcanzar una velocidad de 130 Km/hora, superar pendientes del 60% y vadear ríos de hasta metro y medio de profundidad. El Light Multirole Vehicle (LMV) presenta una alta fiabilidad y un régimen económico de mantenimiento, que minimiza el soporte  logístico necesario y los costes de gestión operativa.