Notas de prensa

La tecnología Hi-SCR de los vehículos Iveco e Iveco Bus

​​​

Una respuesta eficaz ante los problemas de regeneración exotérmica que implican los sistema EGR 


Iveco, con su exclusiva tecnología HI-SCR con arreglo a la normativa Euro VI, se dirige a las empresas que operan en condiciones medioambientales peligrosas, ante su creciente preocupación, sobre los riesgos derivados de las altas temperaturas alcanzadas durante la regeneración activa que implica el sistema de recirculación de los gases de escape 


Turín, 30 de marzo de 2016 


El sistema HI-SCR de Iveco cuenta con la exclusiva tecnología solo SCR (Reducción Catalítica Selectiva), que cumple con los requisitos de la fase A de la normativa Euro VI sin emplear EGR (Recirculación de Gases de Escape) o regeneración activa. Esta tecnología Iveco permite realizar, con total normalidad y seguridad, distintas operaciones en entornos peligrosos, tales como refinerías, plantas químicas, aeropuertos, túneles, terminales de autobuses, zonas peatonales y otros lugares en los que una temperatura excesiva puede llegar a suponer un factor de riesgo, como es el caso de los modelos adaptados a las normativas Euro III/IV/V. Tanto los vehículos de la gama media y pesada de Iveco (Eurocargo, Stralis y Trakker), como los modelos Urbanway, Crealis, Crossway y Magelys de Iveco Bus, cumplen con la fase A de la normativa Euro VI, gracias al empleo de la tecnología HI-SCR, que ofrece una solución segura para las empresas que operan en estos entornos y que se preocupan por los riesgos que conllevan las altas temperaturas derivadas de los procesos de regeneración activa. 


Cuando el sistema EGR es utilizado como dispositivo anti-emisiones, genera una elevada concentración de hollín en el interior del DPF (Filtro de Partículas Diésel), lo que hace necesaria una reacción exotérmica periódica para su limpieza. Este proceso es controlado por el sistema de gestión del motor y puede tener lugar en cualquier momento, haciendo que las temperaturas de los gases de escape superen los 600° C. Algunos fabricantes de vehículos han añadido un testigo y/o un inhibidor en el salpicadero con el objetivo de avisar a los conductores y permitirles parar este proceso exotérmico. La eficacia de esta solución técnica recae en la habilidad del conductor para saber cuándo debe parar o evitar que tenga lugar este proceso. 


En cambio, la tecnología patentada HI-SCR no requiere reacciones exotérmicas, por lo que no requiere incluir testigos en el salpicadero o la intervención del conductor. De hecho, las temperaturas de los gases de escape de los vehículos Iveco dotados con tecnología HI-SCR y que cumplen con la normativa Euro VI, no superan las de las generaciones anteriores Euro IV/V. 


Resultado de ello es que los vehículos de las gamas media y pesada de Iveco y los distintos autocares y autobuses de Iveco Bus han podido cumplir con los requisitos de la fase A de la normativa Euro VI sin tener que llevar a cabo una prueba adicional para demostrar el cumplimiento de este proceso de regeneración activa exotérmica (595/2009/CE WHTC, arranque en caliente con test de regeneración), algo necesario en otras circunstancias para cumplir con las normativas europeas sobre emisiones. 


Ventajas adicionales del sistema HI-SCR 

Los motores Tector y Cursor con tecnología HI-SCR ofrecen una gran cantidad de ventajas. Una de las más importantes es la mejora de la seguridad, ya que se evita la formación de temperaturas demasiado elevada, por lo que no es necesario que el conductor sepa cuándo activar el inhibidor para parar el proceso de regeneración activa. Esto hace que el sistema HI-SCR represente una solución segura en sitios en los que las temperaturas elevadas puedan suponer un factor de riesgo, tales como gasolineras, plantas de productos químicos, aeropuertos y túneles, entre otros. 


Al no ser necesaria la intervención del conductor ni realizar paradas periódicas para la regeneración forzada del DPF, también se produce una ventaja significativa en cuanto a intervalos de mantenimiento y a sus costes asociados

Otras ventajas adicionales del sistema SCR para el cliente son una mayor eficiencia y un menor consumo de combustible, gracias a la optimización de la combustión sin EGR y a su extraordinario ratio de conversión de gases NOx, de hasta un 97%. Un único sistema compacto, en lugar de dos, que también se traduce en un menor número de componentes, de peso y de complejidad y que conlleva una mayor capacidad de carga útil. En cuanto al consumo de combustible, el ahorro puede ser de hasta un 4,5% con respecto a los modelos que cumplen con la normativa Euro V. 


El uso de un sistema único para el tratamiento de los NOx en la parte final del ciclo del motor y la eliminación del sistema EGR permite que, en comparación con la competencia, los vehículos Iveco ofrezcan mejores prestaciones con motores de cilindrada más pequeña.​