Notas de prensa

Magirus entrega a los bomberos de Palencia el primer camión de extinción de incendios forestales que llega a España con seis plazas y sistema antivuelco completo


La cabina es una de las más seguras del mercado, gracias al innovador sistema de protección antivuelco que la protege, desarrollado en exclusiva por Magirus. 

Incorpora también una protección térmica, con difusores de agua, que refrescan la cabina y las ruedas y refuerza la seguridad cuando el vehículo está rodeado de fuego 

Además está dotado con los últimos avances tecnológicos y ergonómicos que facilitan el trabajo de los bomberos 

Palencia, 5 de marzo de 2015 

Iveco Magirus, la división de vehículos de extinción de incendios y protección civil del grupo CNH Industrial, ha entregado hoy al cuerpo de bomberos del Ayuntamiento de Palencia, un nuevo camión para hacer frente a los incendios forestales. Este vehículo es el primero que empieza a operar en España con protección completa antivuelco en una cabina doble con capacidad para seis ocupantes. 

La principal innovación de este vehículo de bomberos es que la cabina está protegida por un sistema antivuelco completo, incluida la parte inferior, lo que la hace resistente a todo tipo de impactos (laterales, frontales y verticales). Este sistema, denominado Rollbar, y desarrollado para este tipo de vehículos con cabina doble, exclusivamente por Iveco Magirus, consiste en una estructura tubular de acero inoxidable y alta resistencia instalada alrededor de la cabina, que ofrece una protección máxima en caso de impacto. 

Además, el nuevo vehículo de los bomberos de Palencia refuerza su seguridad con un sistema de protección térmica que refresca la cabina y las ruedas en caso de que sea necesario. Para ello está equipado con una batería de difusores de agua distribuidos alrededor de la cabina y otros bajo el paragolpes en el eje delantero y sobre cada una de las ruedas traseras. Desde el interior del vehículo, los bomberos pueden activar los dispositivos en caso de que el fuego se encuentre próximo al vehículo o a su alrededor, consiguiendo aumentar el tiempo de autodefensa. 

Este camión construido sobre un chasis Iveco Eurocargo FF150E30W. Tiene tracción total 4x4 con reductora y cabina doble con cuatro puertas y capacidad para seis personas, conductor, copiloto, además de cuatro asientos individuales traseros, todos dotados con cinturones de seguridad. Mide 6,7 metros de largo, 2,5 de ancho y 3,3 de alto y está equipado con un motor Tector de 300 caballos de potencia, fabricado por FPT Industrial, la marca de CNH Industrial dedicada al diseño, producción y comercialización de sistemas de propulsión. El cambio es Allison, automático, de 6 velocidades con convertidor de par. 

Está dotado de una cisterna con capacidad para 3.000 litros de agua y una bomba hidráulica combinada Magirus que puede trabajar a alta y baja presión o a ambas. 

El vehículo incorpora los últimos avances tecnológicos y ergonómicos, además de una serie de soluciones técnicas que facilitan el trabajo de los bomberos. Entre ellas destaca un mecanismo abatible, ajustable a la altura de cada persona, que facilita a los bomberos la rápida colocación de los equipos de respiración autónoma. Además, puede modificarse la altura de las bandejas extraíbles en las que se almacena el material, lo que permite agilizar el trabajo durante la extinción de un fuego y, al mismo tiempo, exige un menor esfuerzo a los bomberos. Cuenta con cuatro estribos desplegables y siete armarios para equipos con iluminación interior de led, tres en los laterales y uno en la parte trasera, todos ellos cerrados con persianas de aluminio patentadas por Magirus. 

Como medida de seguridad, cuenta además con una cámara de marcha atrás, control de las luces de emergencia y del equipo acústico desde la cabina, testigos de apertura de los armarios y de despliegue de estribos. 

Este vehículo supone la renovación del parque móvil del cuerpo de bomberos de Palencia así como una importante mejora tecnológica para la extinción de los incendios forestales en la zona. Actualmente Palencia cuenta con una dotación de 56 bomberos y 11 vehículos que prestan servicio tanto en la capital como en toda la provincia. 

Alejandro Martínez, director de Iveco Magirus España, entregó el nuevo vehículo a Miguel Ángel Extremo, jefe del Parque de Bomberos de Palencia, en presencia del alcalde de la capital, Alfonso Polanco Rebolleda, y de la concejala de Organización y Personal, Paloma Rivero. 

Magirus, fundada en Ulm (Alemania) en 1864 y adquirida por Iveco en 1975, está integrada actualmente en el grupo CNH Industrial. Desarrolla y fabrica vehículos y tecnologías innovadoras para la extinción de incendios. Tras el traslado de toda la producción de camiones pesados Stralis a la fábrica de Madrid, la planta de Ulm se ha convertido en el centro de excelencia de vehículos contraincendios a nivel mundial, con una capacidad de producción de 1.000 autobombas al año y unos 200 camiones escaleras, lo que la convierte en la más grande del mundo. ​