Notas de prensa

La planta de Iveco en Valladolid se acerca al nivel ‘oro’ tras la última auditoría WCM

La XV auditoría ha otorgado un total de 69 puntos a la factoría vallisoletana de Iveco, quedando a tan solo uno de alcanzar el que es el nivel de reconocimiento más alto dentro del World Class Manufacturing. 

Valladolid, 28 de junio de 2016 


La fábrica de Iveco en Valladolid avanza en su camino para obtener el reconocimiento ‘oro’ del World Class Manufacturing ya que, tras la última auditoría realizada a mediados de junio por los expertos auditores de FCA (Fiat Chrysler Automobiles), ha conseguido alcanzar los 69 puntos, un punto por debajo del máximo reconocimiento otorgado por WCM. 


El director de la planta, Raúl Ayuso, celebró el éxito alcanzado en la que es la XV auditoría llevada a cabo en la fábrica, y sobre ella comentó que “ha evaporado cualquier duda acerca de nuestra capacidad para alcanzar el nivel oro. Nos separan unos pocos meses para intentar lucir con orgullo esta medalla para nuestro Grupo CNH Industrial y está en nuestras manos lograrlo”. Ayuso también se refirió a todo el equipo Iveco en Valladolid: “Quiero resaltar el valor, el compromiso e ilusión con la que nuestra gente se ha implicado para lograr estos altos estándares que sirven de referencias para otras plantas del Grupo. Mi más sincero agradecimiento a todos ellos." 


La factoría de Iveco en Valladolid es, junto a la de Madrid, la más eficiente de las 64 que conforma el Grupo CNH Industrial, por sus significativos avances en calidad, protección medioambiental, seguridad e innovación en los procesos de producción. Un logro que, según Pablo Blanco, WCM Plant Support en Valladolid, “Los que trabajamos en Iveco Valladolid sabemos que no ha sido fácil. El largo camino emprendido en 2007 cobra su justa dimensión en este instante”. 


Esta planta emplea a unas 1.000 personas y produce el vehículo comercial ligero Daily en su versión de chasis cabina, así como la versión Hi-Matic, con cambio automático de 8 velocidades, desde el pasado mes de junio. Además, se encarga de la fabricación de cabinas en chapa y pintura que suministra a la factoría del Grupo en Madrid, donde se fabrican en exclusiva los camiones pesados Trakker y Stralis. La fábrica de Iveco en la ciudad castellanoleonesa se basa en el programa World Class Manufacturing (WCM) para gestionar la gran complejidad que supone la producción de la gama Daily, que cuenta con 11.000 variantes de producto.


Desde la implantación del WCM, esta factoría ha conseguido una mejora de la calidad de producción del 78% desde 2007 y del 32% solo en 2015. Además, ha reducido su consumo energético por vehículo fabricado un 64% y un 6%, respectivamente. Una parte de estas mejoras han sido posibles gracias a la colaboración de los propios trabajadores a través del programa de sugerencias, que en el pasado año se incrementaron un 8%, hasta alcanzar 23 por trabajador. 


El WCM es un modelo integrado de mejora industrial que tiene como objetivo crear procesos sin ningún tipo de errores, con el fin de alcanzar los cero defectos, cero residuos y cero accidentes. Es un proceso de mejora continua que se centra en la participación de todos los agentes involucrados en la producción​