Notas de prensa

Los vehículos blindados de Iveco han desfilado por primera vez en la Plaza Roja de Moscú

​LOS BLINDADOS DE IVECO PARTICIPAN POR PRIMERA VEZ EN LA HISTORIA EN UN DESFILE MILITAR DE LA PLAZA ROJA DE MOSCÚ

Como resultado del acuerdo entre Iveco Defence Vehicles y la empresa rusa OBORONSERVIS para producir una versión local del LMV, conocido como “Lince” o “Panther”

Madrid, 15 Mayo 2012

Los vehículos blindados de Iveco, empresa del Grupo Fiat Industrial, han desfilado por primera vez en la Plaza Roja de Moscú con motivo de la celebración del 67 aniversario de la victoria de Rusia en la 2º Guerra Mundial. Un acontecimiento histórico al tratarse de la primera invitación a blindados extranjeros para participar en el desfile que conmemora el triunfo sobre el nazismo y que se celebra cada año en la famosa plaza moscovita.

El Iveco LMV (Light Multirole Vehicle, Vehículo Ligero Multifunción), que el ejército español e italiano denominan "Lince" y el británico "Panther", es una nueva generación de blindado ligero, nacido de la idea de crear un vehículo con la movilidad de un todoterreno y la protección de un blindado, que se utiliza para apoyar a las fuerzas armadas que participan en misiones internacionales de paz.

La participación de estos vehículos en este histórico desfile ha sido posible gracias al acuerdo firmado el pasado mes de junio por Iveco Defence Vehicles para el desarrollo de una joint venture industrial con OBORONSERVIS, una compañía controlada por el Ministerio de Defensa de Rusia, con el fin de producir una versión especial del LMV, adaptado al mercado ruso. Actualmente se está finalizando la fabricación de las primeras 100 unidades y el objetivo es llegar a entre 300 y 500 vehículos al año.

El LMV, diseñado y construido por Iveco Defence Vehicles en Bolzano (Italia), está dotado de una sofisticada tecnología cuyos puntos fuertes son su gran movilidad y fiabilidad, así como la protección anti minas, como se ha comprobado en diferentes misiones en las que ha participado. Hasta la fecha, se han vendido más de 3.000 unidades de este vehículo en diez países europeos.

Con el objetivo de conseguir la máxima protección de los ocupantes en caso de explosión de minas terrestres, anti-tanque, así como otros explosivos, se ha reforzado la seguridad de la cabina, con una estructura diseñada para absorber y dispersar la energía, e incluso los asientos incorporan unos sistemas especiales de amortiguación.

El Iveco LMV es también un vehículo con una movilidad y agilidad máximas, capaz de operar en condiciones extremas y entornos radicalmente diferentes por su ubicación geográfica, condiciones climáticas (soporta temperaturas de entre +49° y -45° C) o características del terreno. La versión básica de la LMV tiene un peso de 7.000 kg y una capacidad de carga útil de 2.300 kg, a lo que suma una elevada fiabilidad, facilidad de uso y economía, que racionalizar el apoyo logístico y los costes de mantenimiento.