Notas de prensa

Amorós y Riquelme amplía su flota con 50 hormigoneras IVECO Trakker HI-LAND

El grupo de transporte Amorós y Riquelme, empresa líder en el transporte de hormigón, continua su apuesta por IVECO adquiriendo 50 unidades Trakker. La compañía de transporte, que realiza misiones tanto a nivel nacional como internacional, ya contaba con vehículos IVECO en su flota.

La venta se ha llevado a cabo desde ALGAR Motor, concesionario de IVECO en Alicante. A la entrega acudieron Juan Antonio Amorós, director y propietario de la compañía, Alberto Rodrigo, Gerente de Área de IVECO, y Pedro Juan Savall y Francisco Candel, Gerente y Director Comercial del concesionario respectivamente.

Amorós y Riquelme, una empresa en crecimiento

Con sede en Alicante, la empresa de transporte terrestre abarca no solamente el sector de la construcción, sino que también tiene una fuerte presencia en el transporte de mercancías tanto a nivel nacional como internacional. Amorós y Riquelme, presente en toda España y principalmente en Barcelona, Castellón, Valencia, Alicante, Málaga y Sevilla, ha incrementado su presencia en el sector de los áridos y del hormigón, donde es el mayor flotista de España. Además, centra sus esfuerzos en ofrecer servicios de máxima calidad, con una flota de semiremolques basculantes y de vehículos rígidos hormigoneras que cubren todas las necesidades derivadas de la obra pública, donde centra su principal actividad.

A lo largo de los años ha ido incorporando nuevas instalaciones a su estructura, lo que ha permitido estar en el sector del aglomerado a nivel comarcal y nacional. Precisamente por este crecimiento se ha debido la nueva adquisición de las unidades Trakker, según palabras de Juan Antonio Amorós, Director General de la compañía "Siempre buscamos la mejor alternativa dependiendo de las características del servicio de transporte necesitado, y los

vehículos IVECO ofrecen la mejor relación entre tecnología, calidad y precio para nuestras misiones".

Los excelentes resultados obtenidos tras su experiencia con IVECO y su apuesta por la innovación y el transporte sostenible, ha llevado a Amorós y Riquelme a plantearse añadir a su flota, vehículos propulsados por gas natural licuado (GNL) y el vehículo de obra ligera off-road, Stralis X-WAY.

El IVECO Trakker

El Trakker es un vehículo diseñado para satisfacer cualquier tipo de aplicación pesada de obras entre 18 y 72 toneladas, concebido para mejorar la comodidad de la conducción y de la vida en el vehículo, algo que ya se considera de importancia crucial para la productividad y la seguridad.

El Trakker está diseñado para a facilitar la labor de los carroceros, incorporando una amplia oferta de transmisiones y tomas de fuerza, además de un gran número de conexiones eléctricas tanto dentro de la cabina como en el bastidor y un módulo de expansión abierto que da acceso a las líneas CAN del vehículo. Los vehículos adquiridos están propulsados por un motor IVECO Cursor Euro VI C de 8,7 litros, que desarrolla una potencia de 400 CV y un par máximo de 1.700 Nm. Este propulsor cuenta con el sistema post-tratamiento de las emisiones contaminantes Hi-SCR, una tecnología exclusiva de IVECO que permite cumplir la Norma Euro VI C sin utilizar la válvula EGR.

El IVECO Trakker se fabrica en planta de IVECO en Madrid, la primera de todo el Grupo CNH Industrial en el mundo en recibir el Nivel Oro en World Class Manufacturing por la excelencia en la fabricación.