Notas de prensa

Iveco y la empresa de transportes Smet colaboran para conseguir una logística de bajo impacto medioambiental
La decisión de Iveco de apostar por la tecnología de gas natural se refuerza cuando se une a vehículos articulados de 18 metros de largo. Esta combinación es una opción eficaz para satisfacer las necesidades de una logística con menor impacto medioambiental

Los resultados obtenidos en esta prueba conjunta han demostrado un incremento de la eficiencia del transporte en cerca del 10%, lo que reafirma el liderazgo europeo de Iveco en el campo de la movilidad y el transporte sostenibles

Turín (Italia), 21 de julio de 2015

La necesidad de reducir el consumo de combustible, las emisiones de CO2 y la congestión del tráfico hacen del aumento de la productividad del transporte un tema de máxima actualidad. Iveco responde a este reto con una solución eficaz e innovadora, potenciar la tecnología de motores de gas natural combinada con las ventajas que proporciona, en términos de productividad, el uso de vehículos articulados con una longitud de 18 metros.

Iveco se ha asociado recientemente con el transportista Smet, empresa europea de logística con una permanente visión de futuro, para ser pioneros en la integración de dos diferentes soluciones de bajo impacto en el medioambiente y alta rentabilidad. Se trata de un camión Stralis de 18 metros de largo propulsado por gas natural licuado (GNL), que está fabricado en la planta de CNH Industrial en Madrid.

El resultado ha superado las expectativas. La solución del GNL y 18 metros es definitivamente más positiva que la del diésel tradicional, tanto en términos de costes totales de explotación (TCO, en las siglas en inglés) como en impacto medioambiental.

En la prueba conjunta con Smet, Iveco ha podido comprobar sobre el terreno y en operaciones reales, la reducción del coste medio por unidad de mercancía transportada, la efectiva compatibilidad de los vehículos articulados de 18 metros con la infraestructura de carreteras y la maniobrabilidad en la fase de aparcamiento, además de la reducción del consumo de combustible por unidad de carga transportada y, consecuentemente, de las

emisiones de CO2.

El Progetto DICIOTTO (Proyecto dieciocho), autorizado en julio de 2008 por el Ministerio de Infraestructuras y Transportes de Italia e impulsado por la Associazione Nazionale Filiera Industria Automobilistica (ANFIA, la ANFAC italiana), tenía como objetivo analizar el impacto en la eficiencia del transporte al aumentar la longitud de los camiones articulados a 18 metros, frente al estándar actual de 16,5 metros.

El alargamiento del semirremolque en alrededor de 1,5 metros es la única variación respecto a un vehículo convencional ya que el resto de las características no se modifican, ni la masa máxima sobre los ejes ni la maniobrabilidad prevista según la normativa vigente. Los resultados obtenidos por el Progetto en Italia han demostrado un incremento de la eficiencia del transporte en cerca del 10%. Pruebas similares se han realizado en otros países europeos como Alemania con 300 vehículos, Reino Unido con 1.800 camiones o la República Checa.

Pierre Lahutte, presidente de la marca Iveco, comentó: “La combinación ensayada por Iveco y Smet, un Stralis GNL de 18 metros, ha resultado claramente triunfadora y reafirma, una vez más, el compromiso de Iveco con la movilidad sostenible.

Iveco, tu socio para el transporte sostenible

El enfoque y la investigación permanente en nuevas tecnologías han permitido a Iveco alcanzar el liderazgo europeo en el sector de los combustibles alternativos, anticipando soluciones que contribuirán a reducir aún más el impacto del sector del transporte en el medioambiente y convirtiendo a la marca en el socio más adecuado para el transporte sostenible.

Iveco es líder en el sector de vehículos industriales y comerciales de gas natural, cuenta con una completa gama de vehículos industriales y comerciales ligeros, medios, pesados y autobuses de los que, hasta ahora, ha vendido más de 14.000 unidades.

Este tipo de vehículos aportan múltiples ventajas, tanto desde el punto de vista de la sostenibilidad medioambiental como de la rentabilidad para los usuarios. Con respecto a las emisiones, los motores de gas natural son más ecológicos que los diésel Euro 6. El gas natural es un combustible limpio con unas mínimas emisiones de partículas (un 95% menos que un diésel) y de NOx (-35%). Además, el uso del gas natural como combustible permite reducir las emisiones de CO2 de los vehículos el 10%, e incluso el 100% en el caso de​ utilizar biogás o biometano. A estas ventajas se suma que los motores de gas natural son, de media, 5 decibelios menos ruidosos que los diésel, lo que hace que sean los más adecuados para la recogida de residuos urbanos y la distribución nocturna.

Desde el punto de vista de la sostenibilidad económica, el ahorro global en los costes totales de explotación (TCO) llegan al 10%. El precio del gas natural es inferior al del diésel, con lo que se consigue una disminución de alrededor del 40% en el gasto de combustible, que es la partida más importante de los TCO.