Notas de prensa

Los pilotos del equipo Petronas De Rooy Iveco, ganador del Dakar 2016, protagonistas en ‘Les Comes 4x4 Festival’

​​

La quinta edición de la cita más importante del sur de Europa para los aficionados al off-road contó con la presencia de Gerard De Rooy, vencedor de la última edición del Dakar en la categoría de camiones 

Los 8.000 asistentes a este festival pudieron disfrutar de la espectacular exhibición que los pilotos del Petronas De Rooy Iveco realizaron con los mismos camiones con los que disputaron el Dakar 2016 

El pasado mes de enero, el equipo Iveco se alzaba con la victoria en el considerado como raid más duro del mundo gracias al piloto holandés y a su copiloto, el español Moi Torrallardona 


Les Comes (Barcelona), 14 de marzo de 2016 

El pasado fin de semana se celebraba en la localidad barcelonesa de Súria ‘Les Comes 4x4 Festival’, la mayor concentración en España para los aficionados al off-road y que, en su quinta edición, congregó a más de 8.000 personas procedentes de toda Europa. 


La cita contó con la presencia de los ganadores del Dakar 2016, los pilotos del equipo Petronas De Rooy Iveco, Gerard De Rooy y Moi Torrallardona que, junto al también piloto del equipo Iveco, Pep Vila, se convirtieron en protagonistas de esta edición. Los pilotos realizaron una espectacular exhibición con los mismos camiones con los que disputaron el rally. 


De Rooy, que ya se alzó con la victoria del Dakar en la categoría de camiones en el año 2012, recordó algunos momentos claves en la lucha por el primer puesto: “hubo un salto que hicimos a toda velocidad y en el que, mientras estábamos en el aire, creí que volcaríamos, lo que hubiera hecho que perdiéramos el Dakar. Sin embargo, aterrizamos a dos ruedas y, aunque necesitamos parar a realizar algunas reparaciones y perdimos algo de tiempo, pudimos continuar”. El piloto añadía que “este año hemos hecho muy buen rally. Se modificaron algunas etapas, con zonas muy difíciles, lo que hizo que el recorrido fuera más veloz. Esto nos ha beneficiado frente a los equipos rivales porque nuestro Iveco es muy rápido en pista”. 


Junto al holandés, Moi Torrallardona, el primer español en convertirse ganador de esta categoría, y del que De Rooy dice esperar “poder contar con él en el próximo Dakar”. Para el piloto de Manresa “el Dakar es una carrera muy dura que siempre tienes que prepararla como si pensases ganarla. Pero claro, nunca crees que la vas a ganar y, mucho menos, que vas a ser tú el primero en hacerlo. Eso se te viene encima cuando finaliza la última etapa. Mientras tanto, hay mil factores que pueden acabar con todo.” 


Petronas De Rooy Iveco, un equipo experto 

Gerard De Rooy participó por primera vez en el Dakar en 2002, con 22 años, junto a su padre, el también piloto Jan de Rooy. En 2010, el equipo Petronas De Rooy Iveco comenzó a competir en el Dakar y, dos años después, el piloto holandés obtuvo la victoria en esta categoría. Con el triunfo de 2016, De Rooy hijo supera el palmarés del padre. 


La victoria obtenida por De Rooy no hubiera sido posible sin Moi Torrallardona, todo un veterano en el Dakar y que, por primera vez, participaba junto al holandés. Torrallardona, natural de Manresa, habló sobre cómo es el trabajo día a día en la competición: “Llegas por la noche al campamento y repasas el road book de la siguiente etapa, para tener presentes los puntos delicados del recorrido, y ojeas los mapas para no dejar nada al factor sorpresa. Te vas a dormir en cuento puedes y te levantas también lo antes posible para volver a repasarlo todo: recorrido, GPS y Way Points, los puntos del recorrido que nos exigen pasar en cada etapa. Una vez dentro de la cabina siempre te equivocarás, pero intentando hacerlo el menor número de veces y con las menores consecuencias posibles. También es muy importante la relación dentro de la cabina, ayuda en los momentos de mayor tensión a lo largo de las dos semanas. En ese sentido, tenemos una gran suerte.“ 


El también manresano Pep Vila, es otra de las piezas claves del equipo Iveco en el Dakar, gracias a sus eficaces actuaciones en asistencia rápida y que le han permitido mantener su Iveco Trakker en los puestos de cabeza del Dakar. De hecho, Vila, junto a Xavi Colomé, finalizó el Dakar 2016 en 10ª posición. 


Los vehículos ganadores 

El equipo Iveco del rally Dakar ha popularizado las cabinas de morro de los camiones Powerstar, un modelo que no se comercializa en el mercado europeo y que mantiene las características mecánicas básicas del Iveco Trakker. El vehículo conducido por Pep Vila es también un 4X4 con chasis de largueros y cabina corta que incorpora una transmisión manual de 8 velocidades. Su motor, muy similar al de serie del modelo Stralis y los dedicados a la construcción Trakker, es un seis cilindros en línea turboalimentado con una cilindrada de 13 litros. La versión de competición del Cursor 13 FPT (Fiat Power Train) incrementa su potencia máxima desde los 560 caballos del modelo de serie, hasta los 900 del de competición. Un aumento de potencia que no supone un detrimento de la fiabilidad, 

ya que, durante sus 7 participaciones en el Dakar, estos motores apenas han ocasionado problemas a los pilotos Iveco. 


Los camiones 4X4 del equipo pesan en torno a las 9 toneladas en carrera, mientras que los Trakker se acercan a las 10, al tratarse de vehículos de asistencia. 

La principal diferencia entre el Trakker con cabina sin morro, derivada del modelo que se comercializa, y el Trakker para su uso en obras, es su distinto reparto de pesos. Otra característica importante del Powerstar es que sitúa el habitáculo en una posición más central, ayudando a la amortiguación en los tan habituales baches. La parte trasera del Trakker de Pep Vila, destinada a recambios, ruedas de repuesto y depósitos de gasoil, es más larga, lo que agiliza la asistencia al vehículo de De Rooy en caso de necesitarlo.