Notas de prensa

En 2015 Iveco Bus produjo más autobuses urbanos propulsados por energías limpias que por diésel, un récord a favor del medio ambiente

 La transición energética es una realidad en Iveco Bus. Prueba de ello es que, en 2015, los vehículos urbanos no diésel supusieron más del 50% de la producción de la marca 


Saint-Priest (Francia), 4 de mayo de 2016 

La gama de planta baja de Iveco Bus en Europa está integrada por los modelos Urbanway de 10, 12 y 18 metros, Crealis de 12 y 18m y chasis de 12 y 18 metros. 


Por primera vez, los vehículos de este segmento propulsados por energías alternativas al diésel, como el gas natural y la tecnología híbrida eléctrica, han predominado en la producción de Iveco Bus, un 51%, lo que significa que los mismos modelos en versión Euro 6 han supuesto el 49% restante. 


Esta transición energética es el mejor ejemplo del constante compromiso de Iveco Bus en su lucha por combatir la contaminación en zonas urbanas, tema de debate en muchas ciudades de todo el mundo. Los autobuses de gas natural comprimido (GNC) y los híbridos eléctricos producidos en 2015 evitaron la emisión a la atmósfera de 10 toneladas de partículas contaminantes, 100 de óxido de nitrógeno (NOx) y 10.000 toneladas más de dióxido de carbono (CO2). 


Los autobuses limpios de Iveco Bus dan respuesta ya a todos los desafíos del transporte urbano, como la calidad del aire, el cuidado del entorno y un funcionamiento silencioso, sin que ello suponga un detrimento de las ventajas fundamentales de este medio de transporte, como lo son su versatilidad en el uso y unos bajos costes de explotación. 


Este hecho demuestra que Iveco Bus, gracias a su oferta alternativa, está preparada para responder a las expectativas, en constante crecimiento, de las administraciones locales y de los operadores de transporte, pero también de los ciudadanos, de ofrecer vehículos más limpios y respetuosos con los recursos naturales, el entorno y la salud pública, con un balance económico muy favorable.


El liderazgo de Iveco Bus en propulsiones de gas natural queda demostrado en los cerca de 2.500 autobuses con este tipo de motorizaciones que circulan en Francia, que suponen el 95% de la flota de GNC del país, a los que se suman otros 3.000 vehículos en algunas de las flotas más importantes de Italia, España, Países Bajos y Grecia, suponiendo más de 5.000 vehículos en circulación. Fuera de Europa, operan 302 vehículos en Baku, capital de Azerbaiyán, mientras que en China 1.400 autobuses con motores Iveco GNC circulan con marcas locales en Pekín y Shanghái. 


Los autobuses Iveco Bus GNC son 100% compatibles con el biometano, un carburante obtenido a partir de los residuos orgánicos (residuos alimentarios, vegetales, agrícolas y derivados de la industria agroalimentaria y de la restauración). El vehículo GNC garantiza, en todo momento, un transporte con cero emisiones de CO2 que no contribuye al calentamiento global. Los Iveco Bus de Lille, en Francia, son un perfecto ejemplo de vehículos de cero emisiones de carbono y no dependientes de combustibles fósiles. 


La tracción híbrida de serie representa un eje complementario de la estrategia de desarrollo de Iveco Bus. Esta tecnología ofrece una aceleración suave y sin tirones, gracias a la supresión de la caja de cambios, a la vez que las baterías permiten recuperar una gran cantidad de energía durante la fase de desaceleración, contribuyendo a acelerar en el arranque. 


Gracias a la función “Arrive & Go”, los autobuses totalmente híbridos de Iveco Bus pueden operar en modo eléctrico durante una distancia total de 60 metros, mientras se aproximan a una parada de autobús o a un semáforo en rojo, de una forma silenciosa y libre de emisiones. Las prestaciones en el ambiente, con la eliminación del ruido y de las vibraciones, son destacables. Residentes, peatones, pasajeros y conductor perciben inmediatamente el confort, disfrutando de un ambiente tranquilo. 


Un paso más hacia el transporte libre de emisiones.