Un interior de cabina innovador

El interior de la cabina Active Space cumple tres objetivos:

- mejorar las condiciones de trabajo y la seguridad, gracias a un puesto de conducción más adaptable, a un tablero de instrumentos dotado de una pantalla en la que aparecen los parámetros de funcionamiento y de marcha, a los controles situados en el volante y debajo de él, y a un confort de conducción de nivel superior;
- facilitar la estancia a bordo gracias a la plataforma plana, al techo alto y a una nueva configuración de la zona de descanso;
- ser modulable, para adaptar la cabina a cualquier tipo de uso y modificarla de manera simple y económica en el caso de que se cambie la aplicación o se venda el vehículo, gracias al concepto de personalización descentralizada.

En el acabado de la cabina se han tenido en cuenta los comentarios de los clientes ya desde el lanzamiento del EuroTech y el EuroStar (1992 y 1993), las tendencias del mercado y la evolución de las actividades encomendadas al conductor y a su camión. Después de un exhaustivo estudio de mercado, se prepararon diversas soluciones para el puesto de conducción, para la distribución de los controles y el equipamiento de
la zona destinada al descanso. Estas soluciones se sometieron a pruebas sucesivas, utilizando una muestra de usuarios formada por transportistas y conductores, y la versión definitiva fue aprobada por unanimidad por los profesionales del transporte. La creatividad de los departamentos de proyecto de Iveco pudo así conjugarse con la máxima eficacia, para el bienestar del conductor.

La cabina Active Space está disponible en una única configuración: larga con techo alto. Esta cabina, ni demasiado alta ni demasiado baja, se adapta a todas las misiones del transporte de corta o larga distancia, con uno o dos conductores, gracias a la concepción modular del espacio interior. La personalización puede retrasarse hasta el momento de la entrega y el responsable de una flota puede incluso modificar, con un
pequeño recargo, el equipamiento de la cabina en función de una nueva aplicación del vehículo. La personalización descentralizada puede hacerse también cuando el cliente decide vender el vehículo, para adaptarlo a las necesidades del comprador.
Con la cabina Active Space, Iveco pone al alcance de todos los clientes el piso plano y un espacio para comer equipado con una butaca y una mesa. Esta "democratización del espacio habitable" se introdujo ya en 1992, cuando se incorporó el techo alto de serie en el EuroTech.

Puesto de conducción: ergonomía y confort El puesto de conducción ha sido diseñado para que cada conductor encuentre su postura ideal. El asiento lleva suspensión neumática y regulación de longitud, altura e inclinación. La tapicería es de
terciopelo y lleva de serie la regulación del cojín y del soporte lumbar. También incorpora calefacción, reposacabezas y cinturón de seguridad. La suspensión puede descargarse para facilitar la bajada del conductor del vehículo.
El volante es regulable en altura y lleva una articulación que proporciona un gran ángulo de inclinación (20° en total), con una posición máxima de 40° con respecto al eje vertical. Para desbloquear el volante con el fin de regularlo o desplazarlo hacia el parabrisas para bajar más fácilmente del vehículo, así como para
bloquearlo, hay que accionar con el talón un control neumático situado en el piso.
El acabado del panel de las puertas está especialmente cuidado: el apoyabrazos a lo largo de la ventanilla incorpora los mandos de los elevalunas eléctricos, además de los del desempañado y del ajuste eléctrico de los espejos retrovisores. Para el ajuste se dispone de dos controles: uno para elegir el espejo retrovisor que se quiere regular y que aparece en la pantalla del tablero de instrumentos, y otro para orientar el
espejo en cuatro direcciones. La parte inferior de la ventanilla lateral es opaca, con el fin de proteger la
intimidad del conductor. Dos porta-objetos, el más pequeño de ellos situado justo debajo de la mano del
conductor, completan el equipamiento del panel de la puerta. Un último detalle estético: la tapicería de
terciopelo de los paneles de las puertas va a juego con la de los asientos.
.
Controles en el volante …
La parte central del volante – diseñada para incorporar el airbag, que estará disponible en breve – lleva en los laterales algunas teclas que pueden accionarse con la punta de los dedos, sin separar las manos del volante. A la izquierda se hallan los controles de la radio (selección de las emisoras y volumen) y del
teléfono. Las teclas de la derecha permiten ver el menú del ordenador de a bordo y mostrar numerosas informaciones en la pantalla situada en el centro del tablero de instrumentos.
…y debajo de él Bajo el volante se hallan dos palancas. La de la izquierda controla las funciones relativas a la visibilidad y al alumbrado (limpiaparabrisas, indicadores de dirección y conmutación entre las luces de cruce y las largas).
La palanca de la derecha permite accionar el Cruise Control y el ralentizador del motor, es decir, el freno de descompresión que llevan de serie los motores Cursor. También existe una función de "programación de velocidad", que acciona automáticamente el freno motor cuando el vehículo supera la velocidad que ha sido memorizada en el regulador (por ejemplo, cuesta abajo). Si el vehículo incorpora un ralentizador
hidráulico en la transmisión (Intarder ZF), éste se activa con la misma palanca, que incluye cuatro posiciones adicionales además de la que acciona el freno motor.
Palanca de cambio "giratoria" La incorporación de serie del sistema asistido ServoShift en los dos cambios de velocidades ZF Ecosplit ha permitido limitar la longitud y la oscilación de la palanca, que se encuentra ahora en la plataforma, al lado del asiento, en una posición que facilita el paso al centro de la cabina desde el asiento del conductor.

Para los vehículos que incorporan el cambio automático Euro Tronic full automated, Iveco ha diseñado un original sistema de control: el bloque que contiene el cambio, a la derecha del asiento, puede girar 180° cuando el vehículo está parado, lo que permite despejar totalmente el paso desde el asiento al centro de la cabina.
Una pantalla e n el centro del tablero de instrumentos
El tablero de instrumentos, situado delante del conductor, está redondeado en su parte superior, con el fin de que se pueda ver perfectamente toda la información, independientemente de la posición del volante. En el tablero se hallan el velocímetro, el cuentakilómetros total y parcial, el cuentarrevoluciones y los dos indicadores analógicos para el nivel del carburante y la temperatura del liquido de refrigeración del motor.
El tacógrafo se encuentra ahora sobre el parabrisas; de momento es todavía de disco, pero en breve se montará un tacógrafo europeo que registrará los parámetros de viaje en un soporte magnético.

En el centro del tablero de instrumentos se encuentra una pantalla en color de 5", dividida en tres zonas. La parte superior muestra la información permanente (ajuste del Cruise Control y del limitador de velocidad).
La parte central indica el nivel de aceite y la presión del aire, y controla las diversas funciones antes de la salida. Luego, el conductor puede ver los parámetros de funcionamiento del motor y otras informaciones
relativas al recorrido (por ejemplo, el consumo de carburante y la velocidad media). La parte inferior, finalmente, señala las posibles anomalías. A ambos lados y sobre la pantalla se encuentran los chivatos de los grupos ópticos, de los indicadores de dirección, de las funciones en uso (freno motor, ralentizador, bloqueo del diferencial, toma de fuerza, etc.) y algunos avisadores de anomalía. Los controles del tablero de instrumentos.
Todos los controles situados en el tablero de instrumentos están distribuidos de manera coherente. Por ejemplo, a la izquierda se encuentran el interruptor general de los grupos ópticos y los interruptores de las luces largas y los antinieblas delanteros y traseros. A la derecha, el conductor encontrará los controles para
la conducción: desactivación del ASR, limitación del funcionamiento del ABS y luces de emergencia.

Los otros mandos (alumbrado interior, techo practicable, visera parasoles delantera eléctrica, tomas de
fuerza, etc.) se hallan en la parte de la consola central orientada hacia el conductor. El mismo tablero incorpora la palanca del freno de mano y los mandos del aire acondicionado y de la calefacción. Preinstalaciones eléctricas y neumáticas
En el tablero situado sobre el parabrisas, delante del conductor, se encuentran cuatro alojamientos conformes al estándar DIN: dos son para el tacógrafo electrónico y la radio, uno para el CB y uno libre.
Para evitar manipular la instalación eléctrica, la cabina Active Space va provista de serie de numerosos cableados que pueden aprovecharse para usos distintos: preinstalación de la radio (si el cliente no elige una radio de Iveco); preinstalación para el CB; enchufe de 12 V en el tablero; y soporte para el teléfono manos libres, independientemente del dispositivo opcional de Iveco. Finalmente, en el modulo central, a la derecha, se encuentra un enchufe de 24 V y una toma de aire comprimido (para limpiar el polvo) al lado de la toma de diagnosis de uso exclusivo del personal técnico de Iveco.