Trakker: ¿cuáles son las novedades?

El último modelo de la gama de vehículos de obras de Iveco, el nuevo Trakker, llega al mercado desde las necesidades del cliente. El nuevo Trakker prosigue el camino hacia el éxito de la renombrada gama de vehículos de cantera y obra de Iveco, concebida para satisfacer las demandas más exigentes de los profesionales del sector. Un camino que se inició con el robusto EuroTrakker, un vehículo espartano destinado a trabajos de obra muy pesados. El modelo más reciente, el nuevo Trakker, conjuga la tradicional robustez de esta gama con una conducción muy cómoda y una calidad de vida a bordo comparable a la de un camión de carretera, gracias a su cabina silenciosa y bien acabada.

Un aspecto que salta a la vista de inmediato para quien utilice el nuevo Trakker es la calidad de vida a bordo. El estrecho vínculo entre el nuevo Trakker y el nuevo Stralis resulta evidente porque en el primero se han adoptado las cabinas Active Day (AD) y Active Time (AT) del Stralis.

El diseño de la cabina
La característica que distingue a la nueva gama está en la parte delantera del vehículo. El nuevo Trakker tiene un diseño original, desarrollado por el Centro Stile Iveco teniendo en cuenta las demandas expresadas por los clientes, porque respetar a quien conduce significa también ofrecerle un camión bonito. La nueva calandra con la rejilla de gran tamaño, diseñada teniendo en cuenta el “aire de familia” de la nueva gama Stralis, permite al cliente personalizar fácilmente su vehículo. El parachoques de acero en tres partes, una de las características de la nueva gama Trakker concebidas para abaratar los costes de mantenimiento, está pintado en un color más oscuro, a tono con el resto de piezas del vehículo.
En la cabina, las nuevas tapicerías de los asientos en color azul marino con el logo de Iveco bordado en plata identifica claramente al nuevo Trakker. Aquí también los acabados de color liso son de un color gris más oscuro que los de la versión anterior, por lo que cualquier pequeño arañazo o roce no produce un efecto de desteñido en la superficie.

Una cabina aún más cómoda
La calidad de la cabina es la misma que la de la cabina del nuevo Stralis, diseñada incorporando las sugerencias de los vendedores y de los clientes, que han guiado el lápiz de los diseñadores. El modelo AD es una cabina corta con techo bajo, mientras que el modelo AT es una cabina larga destinada a aplicaciones que requieren pernoctar en el vehículo y está disponible con techo bajo o alto.
La cabina AT dispone de un nuevo contenedor portaobjetos externo en el lado del acompañante, además del que ya existía en la versión anterior en el lado del conductor. Ambos contenedores tienen un mecanismo de cerradura eléctrico.

Conducción cómoda
Todos los mandos son perfectamente visibles y están al alcance de la mano, ofreciendo un control del vehículo cómodo y totalmente seguro.
Los controles del freno motor por descompresión, del ralentizador hidráulico, de la radio y del cruise control del nuevo Trakker se hallan ahora en una posición ergonómicamente más idónea, pudiendo accionarse sin separar las manos del volante. Este, además - otra novedad del Trakker - incorpora el cambio de velocidades EuroTronic 2, un cambio automatizado que permite al conduc tor concentrarse sólo en la carretera y en la carga. Incluso cuando se elige el modo de funcionamiento manual, las palancas de cambio en la columna de dirección permiten cambiar de velocidad de manera totalmente segura.
La comodidad de la conducción mejora también gracias al pedal de embrague con rodamientos, una novedad del nuevo Trakker, que hace la maniobra de embrague mucho más suave.
Gracias a su eficaz sistema de climatización y a su excelente aislamiento acústico, el nuevo Trakker proporciona al conductor una conducción placentera y segura incluso en las peores condiciones.

Facilidad de carrozado
Los vehículos que se utilizan en obra son sobre todo los rígidos. La carrocería más común es, sin duda, el volquete, pero también se dan otras aplicaciones específicas, como las hormigoneras para el transporte de hormigón listo para su uso. Muchos de estos vehículos también van provistos de plataformas con grúas.
Por este motivo, está claro que se necesita al carrocero no sólo para las tractoras, sino también para los rígidos. El nuevo Trakker facilita el carrozado gracias a su equipamiento eléctrico y mecánico. Éstas son las características del nuevo Trakker que permiten reducir los costes de carrozado:

• una gama de cadenas cinemáticas y de tomas de fuerza, disponibles bajo pedido, y el ”módulo de expansión” (para la programación realizada por los carroceros) que permite controlar y programar hasta 3 tomas de fuerza de manera autónoma;
• para acabados que requieren tomas de fuerza especiales existe una preinstalación (por si el carrocero tiene que incorporarla posteriormente), que incluye los controles eléctricos en el tablero de instrumentos;
• existen conexiones eléctricas para las carrocerías tanto en la cabina como en el bastidor, para suministrar corriente al alumbrado y a los accesorios;
• una característica del módulo de expansión abierto es el acceso a las líneas CAN del vehículo, con protocolo ISO 11898 para la trasmisión de datos, disponible bajo pedido.

La nueva instalación eléctrica con tomas en el bastidor facilita tanto las operaciones de carrozado como el mantenimiento periódico, gracias también al módulo de expansión electrónico con data bus.

Costes de explotación más bajos Mantenimiento periódico
El nuevo Trakker tiene un mantenimiento más barato porque los tiempos de inmovilizado son menores, gracias a unos intervalos de cambio de aceite motor muy largos (un promedio de un cambio al año) y a una diagnosis en el vehículo rápida y precisa. El mantenimiento periódico del nuevo Trakker se apoya en la configuración del sistema eléctrico EasyMux.

Este sistema permite tener una comunicación óptima entre los principales sistemas del vehículo, gracias a un cableado más sencillo y a un menor número de cables, fusibles y relés, ofreciendo, en caso de necesidad, unas diagnosis rápidas y precisas, con el fin de que el vehículo esté siempre en perfecto estado. Consumo de combustible El coste del combustible ha sido siempre un aspecto de crucial importancia. Iveco, obviamente, no puede influir en los precios del carburante, pero el nuevo Trakker, teniendo en cuenta el nivel de emisiones de los motores Euro 4 o Euro 5, es capaz de conseguir una reducción importante del consumo gracias al avanzado sistema de combustión de los motores Cursor y al sistema SCR (Selective Catalytic Reduction), que permiten encontrar la relación ideal entre potencia y ahorro.

Los motores Cursor Euro 4 y Euro 5 son un punto de referencia en términos de par, resistencia, mantenimiento y costes de explotación, consumiendo entre un 2% y un 5% menos que las ya económicas versiones Euro 3. ​