Las tendencias del sector

Para renovar el Eurocargo, Iveco ha seguido las mismas premisas que han situado a este modelo en la cima del éxito durante muchos años: un enfoque constante hacia la evolución del mercado y las necesidades de los clientes. El nuevo Eurocargo se anticipa a las tendencias que están impulsando el cambio de la economía mundial. En primer lugar la urbanización, porque la población mundial sigue creciendo y el movimiento de mercancías en las áreas metropolitanas será, cada vez más, un factor decisivo para mantener el comercio y el nivel de vida. 

El control energético es uno de los aspectos fundamentales de la investigación y el desarrollo de Iveco. El fabricante ha trabajado para reducir el consumo de los motores diésel tradicionales y para promover el uso de combustibles alternativos, convirtiéndose en el líder europeo en gas natural con la gama más amplia de vehículos industriales propulsados por GNC (gas natural comprimido) y GNL (gas natural licuado) y con el mayor parque en Europa: 5.500 vehículos Iveco Bus y 8.500 Iveco. 


 

La creciente demanda de seguridad y bienestar también alcanza al mundo del transporte. Los vehículos de última generación de Iveco son cada vez más seguros y confortables, además de ayudar a un estilo de conducción más racional y consciente del consumo. Con los nuevos sistemas telemáticos se han convertido en ‘camiones inteligentes’, preparados para interactuar con las infraestructuras de gestión de flotas y de control del tráfico. 


 

Todo ello se adapta perfectamente a los valores de la marca Iveco: tecnología, sostenibilidad, reducción de los costes totales de explotación (TCO, en sus siglas en inglés) y una asociación cada vez más estrecha con los clientes, lo que hace de esta marca una inteligente elección por su eficiencia, productividad y versatilidad. ​