Novedades del Eurocargo

El nuevo Eurocargo, última evolución de la gama media de Iveco, llega al mercado dedicando al cliente la máxima atención.
Continua el desarrollo de la gama de distribución actual, caracterizada por vehículos diseñados y construidos para satisfacer las más altas expectativas operativas del sector. El nuevo Eurocargo, combina la robustez y los acabados, que eran ya características excelentes del modelo anterior, con una mayor comodidad de conducción y un alto nivel de insonorización interna, ideal para aumentar el confort y hacer más agradable una jornada de trabajo al volante..

El nuevo Eurocargo mantiene el family-feeling de los productos Iveco de la gama pesada, el nuevo Trakker y el nuevo Stralis, como se puede apreciar en el diseño interior y exterior de la cabina.

 

Diseño de la Cabina
La característica más distintiva de la nueva gama se puede observar claramente en la parte frontal del vehículo. El Eurocargo muestra un diseño desarrollado por el Centro de Diseño de Iveco, de acuerdo a las exigencias del cliente, porque respetar a los conductores significa ofrecerles también un camión visualmente atractivo.

La adopción de la calandra y del logo, ya introducidos en las nuevas gamas Stralis y Trakker ofrecen la posibilidad de personalizar el vehículo con el logo de la empresa del cliente.
El parachoques monocromático disponible, al igual que el guardabarros, del mismo color que la carrocería, es una elección estéticamente acertada. La oferta incluye también un parachoques de acero de una sola pieza, pintado en color gris oscuro, que supone un ahorro para los clientes en modelos y versiones destinadas a trabajos especialmente duros.

A ambos lados de la cabina larga se encuentran disponibles nuevos compartimientos portaobjetos de gran capacidad, cuyo acceso desde el exterior está garantizado por puertas activables eléctricamente, mientras que desde el interior, la apertura se encuentra debajo la litera del conductor.
En el interior, todo es nuevo. El salpicadero compacto, uniforme y de un solo color, contiene una consola de interruptores situada en el centro que alberga también el navegador por satélite (disponible como elemento opcional) y facilita el uso ergonómico de los numerosos instrumentos.

 

Una mejor ubicación de los controles
de uso más frecuente – que son todos nuevos al igual que las amplias rejillas de salida de aire –, la nueva posición de la palanca del freno de mano en el nuevo
dispositivo central, y la nueva columna de dirección con dos palancas, proporcionan mayor comodidad al conductor.
El volante, con un diámetro de 470 mm, se puede regular en altura e inclinación y lleva el logotipo Iveco en letras grises brillantes. El nuevo cuadro de instrumentos ofrece un indicador de fallo de las luces de freno, además de las funciones que poseía anteriormente, y ahora muestra el logotipo Iveco al arrancar.


El panel central del tablero es nuevo, con mejor acceso a la palanca del freno de mano e integra el mando del bloqueo diferencial y la toma de corriente de 24/12v (ambos disponibles como elementos opcionales).

Los paneles de las puertas con el nuevo reposabrazos, las guanteras laterales con mayor capacidad, los mandos de los espejos (que se pueden calentar eléctricamente) y los elevalunas eléctricos aumentan el confort, cuidando los más mínimos detalles para crear un ambiente de trabajo ideal.

Los asientos ergonómicos, con tapicería de algodón y microfibra, garantizan una mayor comodidad para el conductor, gracias a los cinturones de seguridad retráctiles integrados y al reposacabezas. Son también nuevos los asientos con suspensión neumática. Igualmente se han introducido de serie sistemas acústicos para avisar al conductor cuando el cinturón de seguridad no está abrochado.

La configuración básica de las cabinas MLC y MLD disponen de un nuevo asiento para pasajero biplaza de serie, pudiendo elegir entre un revestimiento de vinilo o de tela de color gris oscuro con dibujos en color gris claro que recuerdan los tatuajes Maoríes, tanto en los bordes de los asientos como en los compartimientos laterales, para destacar el vínculo entre Iveco y los All Blacks también en este modelo. En la base del asiento se encuentran el interruptor eléctrico para abrir el compartimiento portaobjetos externo (presente en las versiones con cabina larga MLL, en ambos laterales (lado conductor y lado pasajero) y la palanca de mando de la caja abatible (como opcional también en las versiones con cabina corta MLC).
El nuevo Eurocargo adopta una única llave de tipo desmodrómico para la apertura de las puertas y para arrancar el vehículo, con el fin de garantizar una mayor seguridad frente a los robos. Previo pedido, se encuentra también disponible un cierre centralizado accionado por mando a distancia y un inmovilizador del motor incorporado en la llave de contacto.

 

Robustez y versatilidad para los carroceros
Desde su lanzamiento en 1991, este modelo ha sido un referente por su robustez y versatilidad. El nuevo Eurocargo mantiene estas cualidades, que le permiten una longitud carrozable de 3845 a 10.070 mm, gracias a sus variantes de distancias entre ejes y a su bastidor de acero, de gran resistencia y fácil carrozabilidad.

Iveco fabrica el vehículo y deja a los carroceros la tarea de intervenir para personalizar la carrocería en base a las necesidades de transporte específicas del cliente final. Para facilitar y agilizar el máximo posible su trabajo, sin comprometer la calidad del producto, el Eurocargo ofrece como ayuda al carrocero para todas las aplicaciones de cambios, una gama completa de tomas de fuerza ZF e Hydrocar y, además, para las versiones de 280 cv a 300 cv, una toma de fuerza Multipower Iveco. Las tomas de fuerza se activan eléctricamente y su mando está gestionado mediante el control de crucero y el módulo de expansión, lo cual permite la comunicación con el bus CAN del vehículo y la máxima personalización en el uso de las tomas de fuerza.

Dispone también de conexiones para los carroceros, que permiten hasta 3 tipos de tomas de fuerza, y otras conexiones eléctricas que proporcionan una gran variedad de señales lógicas aplicables a diferentes modalidades operativas de los sistemas del vehículo.