Motores y cajas de cambios

En algunas versiones de los motores Cursor 8 y 13 montadas en el nuevo Trakker se ha incrementado el nivel de potencia hasta incluir una versión de 500 CV destinadas a los trabajos más pesados. Todas las versiones están equipadas con freno motor por descompresión Cursor, mientras que en el Cursor 13 de 410 CV se ha incorporado el nuevo freno motor CEB (Compressed Engine Brake) con contrapresión constante.
La oferta de cajas de cambios para el nuevo Trakker incluye el cambio automático EuroTronic 2 de 12 velocidades con palanca integrada en la columna de dirección. El cambio ZF de 16 velocidades, llamado Ecosplit, está dotado de un sistema de cambio asistido y el cambio ZF de 9 velocidades, llamado Ecomid, va acoplado a los motores de 310 y 330 CV.

Un par constante e inmediatamente disponible
Una característica propia de los motores Cursor es su capacidad de suministrar la potencia y el par máximos en un rango muy amplio de revoluciones del motor. El turbocompresor de geometría variable suministra un par elevado a bajas revoluciones, que puede mantenerse en un rango muy amplio. Igualmente, la potencia máxima del motor se obtiene mucho antes de alcanzar el régimen máximo y se mantiene hasta ese momento. Gracias a ello se obtiene el máximo rendimiento del vehículo, ya que se pueden utilizar marchas altas en condiciones de trabajo difíciles al mismo tiempo que el motor suministra la potencia máxima.
Todos los motores Cursor están certificados y cumplen los requerimientos de las normas Euro 4 o Euro 5 en materia de emisiones en los gases de escape. En ambos casos los motores utilizan un sistema de reducción catalítica selectiva para los contaminantes de gases de escape.
Potentes y fiables, los motores Cursor están concebidos no sólo para ofrecer un rendimiento excelente, sino también para reducir los costes de explotación del vehículo y para ofrecer una conducción muy cómoda gracias a su excepcional flexibilidad. ​