La cabina Stralis Active Space: nueva tanto por dentro como por fuera

Aun compartiendo algunos elementos estructurales con l a cabina con la actual cabina del EuroStar, la cabina Active Space es totalmente nueva en lo que respecta a los detalles externos e internos que contribuyen a la aerodinámica, a la imagen y alequipamiento del puesto de conducción y de la zona de descanso.
Una estética orientada al ahorro de carburante
Las formas externas de la cabina del Stralis han sido diseñadas para garantizar una menor resistencia aerodinámica. Los ángulos de la parte delantera de la cabina y de los parachoques están más redondeados, así como la parte frontal del techo alto. Las líneas fluidas del vehículo son el resultado de la investigación aerodinámica y le confieren al Stralis un aspecto moderno y armonioso. Los grandes deflectores laterales
dirigen los flujos de aire hacia los costados de la cabina y protegen de manera eficaz las ventanillas laterales, los espejos retrovisores y los tiradores de las puertas de las salpicaduras de barro producidas por las ruedas delanteras. El diseño de la calandra, con su rejilla de gran tamaño, ha logrado aumentar el flujo de aire hacia el radiador. Mediante el estudio aerodinámico en el túnel de viento se ha podido configurar las
formas generales de la cabina así como algunos otros detalles, como la aleta parasoles, las salientes del techo alto y otras piezas aerodinámicas de unión entre la cabina y la carrocería o entre la cabina y el semiremolque.
Cuando la cabina Active Space va montada en un rígido, el techo lleva incorporado un deflector regulable de serie. En las tractoras se ofrece como opcional un deflector tridimensional formado por una pieza superior regulable y dos piezas laterales (la de la izquierda es desmontable) para poder acceder a la plataforma de carga. De esta manera se obtiene una continuidad aerodinámica entre la cabina y la carrocería (del rígido o del semi-remolque) hasta una altura exterior de 4 metros.
Este equipamiento permite reducir la resistencia aerodinámica y, por consiguiente, el consumo de carburante. Su eficacia es máxima cuando el vehículo viaja a su velocidad de crucero, es decir, en la condición de uso estadísticamente más frecuente.
Estilo y funcionalidad

El estudio aerodinámico del vehículo ha llevado a trazar unas líneas fluidas sin por ello restar cierto margen de libertad estética. Iveco pretendía dar a la nueva gama una imagen que reflejara adecuadamente las prestaciones del vehículo sin por ello recurrir a elementos agresivos; quería transmitir una imagen acogedora e introducir armoniosamente al Stralis en el mundo de los vehículos de carretera. Además, un
fabricante como Iveco, con profundas raíces en el mundo del diseño automovilístico, debía necesariamente aportar un toque de elegancia a productos destinados a transmitir la imagen de sus clientes. Por ello el famoso estudio de diseño Garnero ha colaborado con los técnicos y los diseñadores de Iveco.
Una mayor capacidad de refrigeración del motor.
Con respecto al EuroStar, la superficie del radiador ha pasado de 68 a 84 dm2 (+23%), mientras que la del intercambiador térmico del aire de sobrealimentación (intercooler) ha aumentado de 47 a 57 dm2 (+21%). El objeto de estas modificaciones es triple: reducir los tiempos de funcionamiento del ventilador; bajar la temperatura del aire de sobrealimentación a la entrada del motor para limitar la temperatura máxima a la
que se produce la combustión (la reducción de las emisiones contaminantes determina un fuerte incremento de la temperatura); y dispersar, a través del liquido de refrigeración del motor, la energía absorbida por los ralentizadores - cada vez más potentes - en la transmisión. La entrada de aire en el radiador se ve favorecida por el nuevo frontal de la cabina Active Space, así como por la disposición de los tubos y demás componentes situados detrás de la rejilla. Además, el ventilador lleva ahora un nuevo acoplamiento electrónico que asegura una puesta en marcha más progresiva y velocidades de rotación intermedias inferiores a la velocidad del motor. Los ingenieros de Iveco calculan en un 1,5% el ahorro de carburante generado por el nuevo grupo de refrigeración. Una rejilla flexible montada delante de los radiadores evita la entrada de insectos en los tubos y la obstrucción de los mismos. Esta rejilla se puede
desmontar para facilitar las operaciones de limpieza. Un paso adelante en el confort
La nueva suspensión neumática de cuatro puntos con amortiguadores y barra antibalanceo mejora el confort, gracias a una absorción más eficaz de las vibraciones procedentes de la carretera y del semiremolque
y gracias a una frecuencia de vibración más baja. Un cilindro hidráulico accionado por una bomba eléctrica de serie hace bascular la cabina hasta un ángulo máximo de 72°, sin necesidad de abrir la rejilla frontal. Dos contenedores laterales, a los que se puede acceder desde el exterior y que se abren desde la cabina, permiten guardar el equipo de trabajo del conductor (guantes, calzado de seguridad, bidones, etc.).
Aislados del habitáculo, estos contenedores no dejan pasar ningún olor desagradable. A la cabina se accede subiendo tres peldaños antideslizantes y equidistantes. La aspiración del aire del motor se produce a través de una toma plana situada en la parte trasera derecha de la cabina.