La fábrica de Brescia. El lugar dónde nace el Eurocargo

La fábrica de Brescia, la cuna del Eurocargo, es una planta de producción muy importante tanto para Iveco como para la ciudad donde está ubicada. Aquí se han fabricado todas las generaciones del Eurocargo, desde 1991 hasta ahora. 

Esta planta fue el corazón de la célebre OM. Nació en 1903 como Fabbrica Automobili Roberto Züst. En 1928 se convirtió en la célebre marca italiana OM y en 1968 fue adquirida por Fiat. Tras un periodo inicial en el que se fabricaron turismos (incluso coches de carreras), OM pasó al sector agrícola y después al de vehículos industriales. En 1975, OM fue uno de los fundadores que dieron origen a Iveco y se transformó, en todos los sentidos, en una pieza de la nueva empresa. La planta, que ya fabricaba vehículos de la gama media con la marca OM, fue elegida en 1991 para el lanzamiento industrial del Eurocargo. 


 

La fábrica se renovó completamente en 2008. Las instalaciones actuales cuentan con una plantilla de unos 2.100 trabajadores y una capacidad de producción de hasta 140 vehículos al día. Brescia está totalmente dedicada al Eurocargo, y en ella se concentra todo el ciclo de producción del vehículo. Desde el ensamblado del chasis, el carrozado de la cabina, la pintura, la instalación de la cadena cinemática, el tapizado del habitáculo y la inspección final. En Brescia también se realizan versiones especiales, como aplicaciones para la defensa y la lucha contra incendios. La planta puede producir más de 11.000 versiones diferentes de este modelo. 


 

Para hacer frente a esa complejidad de producción, en 2007 se introdujo el estándar World Class Manufacturing, un sistema integrado de producción que han adoptado casi todas las plantas CNH Industrial del mundo. Esta metodología tiene como objetivo implantar un proceso sin errores y eliminar fallos, ineficiencias, derroches y accidentes (hubo un 90% menos de accidentes a raíz de la implantación del WCM). 


 

La fábrica ha recibido recientemente la certificación ‘Plata’ del sistema World Class Manufacturing (WCM). Este importante reconocimiento premia el esfuerzo continuo de toda la fábrica que, después de tres días de intensa auditoria, logró una puntuación final de 60 puntos. Actualmente la planta de Brescia es una de las nueve que han conseguido el Nivel Plata entre las 64 fábricas de CNH Industrial en el mundo. ​