El nuevo Stralis en sintesis

Un vehículo comercial pesado tiene que trabajar en un amplio abanico de aplicaciones, que varían dependiendo de las rutas cubiertas (urbanas, extraurbanas, corta/media/larga distancia), las mercancías transportadas (contenedores, productos alimentarios y mercancías perecederas en general, combustibles y líquidos peligrosos, automóviles, materiales de construcción etc.), y los acabados (trasportes refrigerados, líquidos, recogida de basuras, etc.).

El Stralis es una herramienta de trabajo concebida para satisfacer cualquier necesidad de transporte pesado en carretera desde 19 hasta 44 toneladas.

La autentica novedad del Stralis es su cabina. Es el fruto de un trabajo llevado a cabo con determinación y con la colaboración de nuestros concesionarios y clientes, que han participado en el proyecto para mejorar el confort de la conducción y de la vida en el vehículo.

Las novedades saltan a la vista. La carrocería de la cabina ofrece un amplio espacio que el cliente podrá personalizar a su gusto. La nueva rejilla del radiador es ahora más grande y se integra perfectamente con los faros, también de nuevo diseño. En ambos lados hay dos amplios compartimentos portaobjetos con puertas de mayor tamaño (un 60% más grandes que en la versión anterior) y los costados, totalmente rediseñados, mejoran el CX del Stralis un 2%, a pesar de que la cabina es más espaciosa (1,8 metros cúbicos más).

El interior, además de disponer de un mejor sistema de climatización, presenta diversas mejoras, como las literas, ahora más amplias y de mejor calidad, con somieres de láminas de madera y escalerilla de aluminio. Las mesas plegables tienen una superficie de apoyo un 30% mayor que las de la versión anterior).

La gama del Stralis es tan amplia que puede adaptarse a las aplicaciones más variadas. Hay miles de posibles variantes, con una amplia oferta de pasos para adaptarse a cualquier tipo de carrocería; cambios de velocidades manuales, automatizados y automáticos; y relaciones finales que permiten obtener la relación óptima entre velocidad y tracción en los bujes de rueda.

La gama ofrece 3 motores (de 8, 10 y 13 litros), 3 cabinas (Active Day, Active Time, Active Space -AS³-) y 3 alturas (techo bajo, techo medio y techo alto).

Las posibles configuraciones de partida son las siguientes:

• tractoras 4x2 tradicionales, acompañadas de versiones especiales: bajas (Low Tractor), con puentes de reducción doble (HR) y con bastidores reforzados para aplicaciones muy duras (RR);
• tractoras 6x2 con eje delantero central directriz;
• rígidos 4x2 tradicionales con suspensión mecánica y neumática;
• rígidos 6x2 con tercer eje de ruedas sencillas o gemelas, regulable en altura, fijo o directriz; o bien directriz y en posición central, con suspensión neumática trasera o en todas las ruedas;
• tractoras y rígidos 6x4.

Todas las versiones del Stralis pueden ir equipadas con diversos tipos de suspensión, incluida la neumática de gran recorrido para adaptar la altura del vehículo a las aplicaciones de reparto o transporte intermodal.

El Stralis está concebido para ofrecer al cliente un bajo coste de explotación, ya que las principales partidas de gasto del vehículo, es decir, mantenimiento y consumo, son reducidas.
El abaratamiento de los costes de mantenimiento del Stralis se consigue gracias a:

• tiempos de inmovilización reducidos, con largos intervalos de cambio de aceite (150.000 Km);
• considerable reducción del desgaste de los frenos gracias al freno motor de serie (Iveco Turbo Brake), a los discos en todas las ruedas y a los sistemas EBL, EBS y ESP;
• larga duración del embrague, gracias a la elasticidad de los motores y a los cambios de velocidades automatizados, cuya eficacia es independiente de la habilidad del conductor;
• diagnostico rápido y preciso, tanto en el propio vehículo como en el taller;
• preinstalaciones y equipamientos opcionales diseñados para acortar los tiempos de acabado.
Los consumos, a su vez, se reducen gracias a:
• excelencia de los motores Cursor Euro 5, capaces de consumir entre un 2% y un 5% menos que las ya económicas versiones Euro 3;
• optimización de la combustión, gracias a la centralita EDC (Electronic Diesel Control) de nueva generación, que administra los tiempos y las cantidades de combustible de cada uno de los cilindros;
• nuevos inyectores-bomba individuales, que alcanzan presiones de hasta 2000 bar;
• nuevos retenes, que aseguran un bajo consumo de aceite.

El nuevo Stralis ha sido diseñado para reflejar los valores que acompañan a Iveco en su camino hacia la excelencia: Commitment – trabajar con sentido de la responsabilidad por la rentabilidad del cliente; Reliability – cumplir las promesas de fiabilidad, duración y estándares de seguridad elevados; Performance – ayudar a la empresa del cliente con un vehículo muy productivo y de bajo coste de mantenimiento. A estos valores propios de Iveco como empresa, el Stralis añade uno que es propio del producto: Power – motores excelentes para suministrar una potencia y un par elevados, ofreciendo al mismo tiempo los consumos más bajos del mercado.

Commitment, Reliability, Performance, Team Spirit y Power: unos valores que el Stralis comparte con el equipo nacional neozelandés de rugby, los All Blacks, que en su historia han ganado más trofeos que ningún otro. Para celebrar esta alianza de valores compartidos, que Iveco ha querido sellar convirtiéndose en Patrocinador Oficial de los All Blacks, el nuevo Stralis se presenta, para su lanzamiento, con el uniforme de los jugadores, el inconfundible conjunto negro con una hoja de helecho, y un dibujo que recuerda los tatuajes con los que los jugadores quieren demostrar el vínculo de continuidad con las virtudes de sus antepasados.