Iveco y el Deporte​

La unión entre Iveco y el deporte internacional tiene una larga historia. En 1980, Iveco realiza su primer patrocinio de alto nivel apoyando al equipo italiano de atletismo en las Olimpiadas de Moscú. Fue un buen comienzo, gracias a las tres medallas de oro conquistadas por Sara Simeoni, Pietro Mennea y Maurizio Damilano. 1980 es también el año en el que concluye el “Raid Pigafetta”, un viaje de 184.000 kilómetros realizado por el Iveco 75 PC 4x4 a través de 48 países de Europa, Asia, Australia, América del Norte y América Latina.

En 1981, Iveco inaugura la temporada de boxeo de alto nivel con dos patrocinios de primer orden: el encuentro entre Leonard y Hearnes en Las Vegas, con una audiencia televisiva de más de 400 millones de personas en más de 50 países y, a continuación, el doble campeonato mundial de Chicago. En ese mismo año, Iveco gana la primera edición de las 24 Horas de Las Mans para camiones, ante 60.000 espectadores.

1982 fue un año lleno de citas deportivas para Iveco. En el boxeo de alto nivel se destaca el patrocinio del “Top Rank”, una prestigiosa competición que incluye 64 encuentros; en atletismo, la campeona olímpica Gabriella Dorio entra a formar parte del equipo de Iveco; en el tenis, Iveco es patrocinador de la Copa Davis; y finalmente, entra en el mundo de las grandes expediciones cuando Jacques Cousteau explora la cuenca del río Amazonas utilizando un vehículo anfibio de Iveco. También es el año del fútbol, con el patrocinio de los Mundiales en España, que el equipo italiano gana por tercera vez.

En 1983, Iveco patrocina el encuentro de boxeo entre Hagler y Duran, considerado “el encuentro del siglo”, y el equipo femenino de atletismo de Iveco conquista el segundo puesto en la Copa de Campeones de Madrid; Iveco patrocina también el primer campeonato mundial de atletismo de Helsinki y los Mundiales de esquí, además de a la escudería Toleman de Formula 1. También cabe destacar la exitosa participación de Iveco en la segunda edición de las 24 Horas de Le Mans para camiones.

Entre 1983 y 1986, Iveco participó en los grandes rallys: dos ediciones del Paris-Dakar y del rally de los Faraones, y el rally Venecia-Pekín de 1985, que duró tres meses y en el que se recorrieron casi 20.000 kilómetros con un TurboDaily 40.10 WM equipado con el nuevo motor turbodiesel Sofim de inyección directa.

También se destaca la participación de Iveco en los Campeonatos de motonáutica offshore, donde una flota de barcos equipados con motores Iveco Aifo conquistaron numerosos títulos mundiales, europeos e italianos.

En 1987, Iveco es patrocinador técnico de los Mundiales de Atletismo de Roma, ocupándose del transporte de los atletas con una flota de unos 60 autobuses y minibuses; en 1990 es nuevamente patrocinador técnico de los Mundiales de fútbol “Italia 90”.

En los años siguientes, Iveco se orienta hacia el mundo de la aventura, emprendiendo algunas iniciativas que asentaron a los vehículos de Iveco en el imaginario colectivo, como protagonistas de empresas extraordinarias.

En 1989, los arqueólogos Alfredo y Angelo Castiglioni, viajando en camiones Iveco, descubren la mítica ciudad de Berenice Panchrysia (Berenice “toda de oro”), ya mencionada por Plinio el Viejo en su “Naturalis Historia” y de la que se había perdido el recuerdo. Se trata de uno de los grandes descubrimientos arqueológicos, celosamente guardado por el desierto desde milenios atrás.

En 1995, con la expedición Roma-Nueva York, arranca el proyecto Overland, que a través de la tecnología de Iveco difunde una imagen positiva del camión en el mundo. Los vehículos Iveco de color naranja (unos 330.30 ANW 6x6 con motores de 8 cilindros en V) se convierten así en protagonistas de aventurosos viajes, superando sin sufrir ninguna avería dificultades extremas, tanto climatológicas como geográficas, demostrando así su fiabilidad y calidad.

En 1997, Iveco hace su debut en el "Master Rally" París-Samarkanda-Moscú, en el que el campeón del mundo Miki Biasion escribe las páginas más bonitas del reciente pasado deportivo de Iveco, clasificándose segundo absoluto de camiones y primero de vehículos industriales de serie.

Los dos años siguientes fueron triunfales, con dos éxitos consecutivos tanto en el rally Optic 2000 Tunisie como en el U.A.E. Desert Challenge, dos títulos mundiales FIA Tout Terrain y el primer puesto de camiones de serie (quinto absoluto) en el Granada-Dakar de 1999.

En 2006, como Patrocinador Oficial de las XX Olimpiadas de Invierno y de los IX Juegos Paralímpicos de Invierno, Iveco vuelve a entrar en el selecto grupo de empresas que participan activamente en el desarrollo y en la organización de las Olimpiadas, con un esfuerzo económico y de gestión de altísimo nivel. Una flota de más de 1200 autobuses, autocares y minibuses de Iveco Irisbus realiza los traslados de atletas, periodistas, espectadores y personal voluntario de la empresa. Asimismo, para la realización, construcción y acabado de las estructuras destinadas a las Olimpiadas de invierno de Turín 2006, se utilizan vehículos de toda la gama de Iveco. Se acometen y finalizan 17 grandes obras, destacando entre las más importantes las Villas de los Medios de Comunicación; el Palavela y el Palasport de Hockey en Turín; los Palacios de Hielo de Turín, Pinerolo y Torre Pellice; los trampolines de esquí de Pragelato; las instalaciones de bobsleigh y luge de Cesana Torinese y las villas olímpicas de Turín, Sestriere y Bardonecchia.

En 2007, Iveco decide formar una alianza reforzando su  identidad empresarial, y surge Iveco All-Blacks. “Built the same way”, construidos de la misma manera, reza uno de los eslóganes que Iveco eligió para reflejar que ambos comparten la misma forma de ser, el mismo estilo a la hora de enfrentarse a los retos y ganarlos. Iveco y el equipo de rugby más famoso del mundo entran en campo unidos por valores comunes y con la fuerza de una sintonía perfecta.

En el 2008, llegan los grandes sponsoreos en América Latina, el primero se da con Fórmula Truck, en Brasil, siendo sponsor del equipo oficial de Iveco con 2 camiones, logrando entrar en el podio más de 5 veces de esta categoría. Ese mismo año, Iveco eligió como imagen de marca asociada, patrocinar al corredor de F1 de Ferrari, Felipe Massa.

En el 2010, año del Bicentenario argentino, Iveco decidió ser el sponsor oficial del campeonato de fútbol argentino de primera división, que pasó a denominarse “Torneo Iveco del Bicentenario”, manteniendo una estrategia de fuerte presencia de marca en televisión durante los 380 partidos que se disputaron en el campeonato, ingresando de esta forma a millones de hogares argentinos.

En 2011, Iveco renueva su vínculo con el fútbol como sponsor oficial de los torneos de fútbol de primera división. De esta manera, Iveco se hace presente una vez más en cada fecha del campeonato, reforzando su unión con el país y con los argentinos.