​Pensando en el resultado para el cliente, Iveco desarrolló el 170S28 con el gran desafío de hacer un motor más eficiente sin renunciar al rendimiento.
La respuesta fue la concepción basada en el downspeeding, que puede ser traducido en cómo hacer un motor operar a bajas revoluciones con alto torque.
Los principales resultados fueron la mayor eficiencia y la reducción del consumo de combustible, además de maximizar la vida útil del motor.​